Sagrada Familia

  • Ubicación Barcelona
  • > Cliente Público
  • Año 2019
  • Estado En proceso
  • Categoría Urbanismo
  • Escala City
  • Equipo OUA & Gamma

«La aprobación del plan ha sido como definir las normas del juego: ahora todos los jugadores saben cómo tienen que interveni”

En un artículo de 1907, el artista Joan Llimona ya hablaba de la «maravillosa anormalidad» que la construcción del templo de la Sagrada Familia en el corazón de L’Eixample había provocado, y de la necesidad de un marco especial para brindarle un espacio adaptado a sus particulares características. 112 años más tarde, OUA recibe el encargo de regular la situación urbanística del templo, un documento clave para poder acabar la obra con todas las garantías legales, protegiendo, a la vez, la especificidad del patrimonio y asegurando su engranaje con el entorno. Mauro Mas, el arquitecto de OUA & Gamma responsable de la redacción del plan, nos revela las claves del proyecto.

¿Qué ha significado la aprobación de este plan?
De manera previa a la existencia de este plan, era evidente la falta de conexión entre el templo y el entorno, así como la indefinición de sus límites. La aprobación del plan ha sido como definir las normas de un juego de mesa: así se puede empezar la partida y todos los jugadores saben cómo tienen que intervenir.

¿Cómo se aprecia la aplicación del plan y a quién beneficia?
El plan ha permitido mejorar las condiciones perimetrales no reguladas del templo, garantizando un correcto funcionamiento del monumento. Se ha redactado con la intención de reducir la saturación de los viales y evitar aglomeraciones masivas de personas en las aceras y en los accesos de forma que estos sean seguros y estén bien diseñados para el uso y la función que deben tener. La implementación del plan beneficia no solo a los visitantes del monumento (unos veinte millones al año), sino también a las personas que trabajan en él y a todas las vecinas y vecinos del barrio. Además, es uno de los primeros estudios de pacificación urbana que se ha implementado en la ciudad de Barcelona (antes, incluso, que las supermanzanas), un modelo que supone una reducción del impacto medioambiental en el entorno a la vez que facilita la movilidad.

¿De qué realidades parte la redacción del documento?
El templo de la Sagrada Familia ha sido, casi desde el inicio de su construcción y no solo desde una perspectiva técnica, un elemento modificador de su entorno. Los diferentes planeamientos y propuestas que han tenido lugar en la ciudad han considerado, de una forma u otra, la presencia del templo. Esto ha determinado, a lo largo de los años, la creación de una serie de espacios libres en los alrededores, que, de otra manera, seguramente ya habrían sido edificados como el resto de manzanas residenciales de L’Eixample.

Con la redacción de este plan, estas actuaciones, que han sido siempre objeto de debate (y, de hecho, lo siguen siendo), encuentran un marco rigurosamente documentado, estudiado y regulado que ha permitido la mejor implementación posible de la Sagrada Familia en el entorno donde se ubica.

¿Cuáles son algunos de los puntos que contempla el plan?
El plan incorpora los planos del anteproyecto del templo, que tienen carácter normativo, sin perjuicio de la posibilidad de ajustes que regulan las normas urbanísticas y de aquello que se establece en estas mismas normas respecto a las plantas subterráneas. Se define también la altura máxima de las torres y se establece que los sótanos podrán ocupar toda la superficie del solar, excepto por debajo de los elementos protegidos. El plan prevé una reserva de espacio, en la fachada de la calle Marina, para posibilitar una futura conexión directa entre la parcela del templo y la estación de metro vecina. Esta reserva no implica la ejecución de la conexión, que en todo caso se deberá valorar en el futuro una vez ejecutadas todas las previsiones de planeamiento alrededor del templo. También se hace la previsión de desarrollo de la iluminación monumental del templo.

¿Qué reflexiones plantea el proyecto?
Se ha hecho un gran trabajo para entender y explorar cómo se ve afectada la movilidad en el entorno del templo y cómo se llega a este con los diferentes medios de transporte. Teniendo en cuenta esta información, se generan espacios pacificados que permiten asumir esta gran cantidad de peatones que se concentran alrededor del monumento a la vez que se mejora el entorno del barrio en el ámbito medioambiental.